El presidente Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 28 de junio bajo un esquema de «dos criterios», a raíz de que se mantendrá el «aislamiento social, preventivo y obligatorio» en los lugares donde haya circulación comunitaria del coronavirus, como el AMBA, el Gran Chaco, Gran Córdoba y Trelew, y un «distanciamiento social» en los distritos con pocos o nulos casos.

El anuncio fue realizado en la Residencia de Olivos, donde el Presidente estuvo acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

«Hemos hecho bien las cosas como sociedad», afirmó el jefe de Estado, quien inició su alocución con la presentación de un video con ilustraciones en el que mostró la situación generada por el coronavirus en el país «para entender en qué lugar estamos en Argentina respecto a la pandemia» y el sentido de las decisiones tomadas hasta el 28 de junio.

En ese sentido, sostuvo que «los resultados siguen siendo buenos» en el país pero advirtió que «la responsabilidad social es muy importante» para mantener esa línea.

El Presidente aseguró que la «circulación comunitaria» del virus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) provocó el crecimiento de casos de Covid-19, por lo que, dijo, se retrotrajo la intención de eventuales aperturas.

Fernández sostuvo que se mantendrá el «aislamiento» en los lugares donde haya circulación comunitaria del virus, como el AMBA, el Gran Chaco, el Gran Córdoba y Trelew, mientras que en el resto del país, con pocos o nulos casos, se implementará un «distanciamiento social preventivo».

«El 90 por ciento de los casos que hoy estamos registrando están en el AMBA, y en 18 provincias no hay circulación comunitaria», consignó el mandatario, y anunció que el aislamiento seguirá en esa región y en Chaco -con excepción del departamento de San Fernando-, el Gran Córdoba, algunas ciudades de la provincia de Río Negro y Trelew, provincia de Chubut, que en total representan el 15 por ciento del país.