Los principales referentes del mundo económico y empresarial destacaron la importancia del acuerdo alcanzado por el Gobierno argentino con los acreedores para concretar el canje de U$S 66.300 millones de títulos emitidos bajo ley extranjera. 

Desde entidades como la Asociación Empresaria Argentina (AEA) hasta exfuncionarios de la administración de Mauricio Macri y economistas de diversa extracción ideológica manifestaron satisfacción por el alcance del acuerdo y sus efectos sobre la recuperación económica pospandemia. 

«La AEA manifiesta su gran satisfacción y felicita al Gobierno por haber concluido la muy compleja negociación con los acreedores externos. Esta decisión contribuirá a que las empresas puedan cumplir su papel en el proceso de recuperación económica de nuestro país», aseguró la entidad que preside Jaime Campos en un comunicado. 

Asimismo, los empresarios Alejandro Simón (CEO de Grupo Sancor Seguros y presidente de ADIRA), José Urtubey (director de Celulosa Argentina), Marcelo Figueiras (presidente de Laboratorios Richmond), Martin Umaran (Founder Globant & Director), Daniel Herrero (Presidente de Toyota Argentina) y Martin Cabrales (Vicepresidente de Cabrales S.A.), entre otros, también calificaron al acuerdo de «importante para el futuro del país». 

«Es una oportunidad para que la economía argentina retome la senda del crecimiento», señalaron los firmantes de un documento en el que aseguraron que el Gobierno trabajó «en un acuerdo justo y acorde a las posibilidades del país». 

También ponderó el acuerdo el Comité Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA), que llamó a todos los sectores a «promover los consensos básicos para una agenda macroeconómica y de política productiva». 

«A partir de esta nueva etapa, será fundamental promover los consensos básicos para una agenda macroeconómica y de política productiva que se consolide en el tiempo», expresó esta tarde la UIA mediante un comunicado. 

La Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) felicitó al Gobierno y demás partes involucradas por «llegar a un acuerdo amplio», ya que «recuperar y mantener en el tiempo el crédito público, permitirá sentar las bases y generar las condiciones necesarias para que el país retome la senda de crecimiento». 

«El acuerdo de la deuda es sin dudas un paso muy importante, que contribuye a despejar la incertidumbre”, aseguró el economista jefe de Banco Santander, Juan Cerruti, para quien el canje “permitirá focalizar la gestión económica en la recuperación del nivel de actividad, tras el impacto de la pandemia”. 

El presidente del Banco Macro, Jorge Brito, dijo que «haber resuelto el tema de la deuda con los bonistas le permitirá al sector privado buscar financiamiento para desarrollar proyectos de inversión» en el país. 

«Es el momento de generar rentabilidad, porque sin rentabilidad es muy difícil atraer capitales dispuestos a invertir», aseguró Brito. 

También se mostraron a favor los expresidentes del Banco Central durante el anterior gobierno Luis Caputo y Guido Sandleris, así como el exministro de Economía Hernán Lacunza, que calificó al entendieminto como un «punto de partida» para normalizar la economía. 

«Un acuerdo ecuánime y razonable. Necesario, porque la alternativa del default era caos y pobreza», apuntó Lacunza en Twitter y sostuvo que «el futuro depende de la hoja de ruta. Sin dogmas, consensos». 

Sandleris dijo que se trata de «una muy buena noticia» y consideró la propuesta aceptada como «razonable» y, a la vez, una resolución a «la incertidumbre que genera la falta de consensos económicos, postergando vencimientos y reduciendo la tasa». 

«¡Gran acuerdo! Felicitaciones al presidente Alberto Fernández, al ministro Martín Guzmán y a todos los involucrados», subrayó por su parte Caputo en Twitter. 

El director de la consultora Elypsis, Eduardo Levy Yeyati, sostuvo que «el acuerdo es una buena decisión política del Gobierno. Es razonable y está dentro de los rangos esperados desde hace meses. Trae un alivio imprescindible y debería destrabar la agenda económica postergada». 

Gabriel Zelpo, economista socio de la consultora Seido, aseguró: «Si no aceleran con reformas y ajuste fiscal el optimismo del acuerdo dura menos de un mes. Pero a mirar el vaso medio lleno, el acuerdo era un paso fundamental». 

«Terminó la novela de la deuda!!! Buen equipo negociando con paciencia. Era fundamental que al terminar la cuarentena eso este cerrado. Ahora a planear la recuperación», manifestó Victoria Giarrizzo, directora del CERX, en su cuenta de Twitter. 

También se manifestó a favor Esteban Domecq, director de Invecq, quien sostuvo que la Argentina evitó «juicios en los tribunales de Nueva York y se descomprime el frente financiero unos meses. Importante!» 

Sumaron expresiones de apoyo la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), la Federación de Comercio e Industria (Fecoba), la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) y la entidad de empresas prestadoras de servicios de la Economía del Conocimiento (Argencon).