La Defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, Miriam Lewin, aseguró en el Congreso Nacional que «nunca hubiera aceptado un cargo que significara limitar la libertad de expresión», al rechazar la idea de que que el observatorio Nodio haya sido pensado para controlar contenidos periodísticos. 

Lewin dijo que el Nodio «no se trata de un organismo ni de un ente ni de una nueva institución; es simplemente una iniciativa de investigación y análisis, de promoción de iniciativas ciudadanas». 

Agregó que con el observatorio se podrá ayudar a «un cambio cultural al que intentamos promover con estos insumos desde la Defensoría en cooperación con  Universidades, con plataforma verificadoras y con organizaciones supranacionales» 

Lewin formuló estos conceptos al exponer sobre su gestión ante la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, las Tecnologías de las Telecomunicaciones y la Digitalizacion, que preside la diputada del Frente de Todos Gabriela Cerruti. 

Destacó que «en la Defensoría no estamos a favor de censurar, prohibir, multar o encarcelar a nadie y está fuera de las competencias» de ese organismo. 

«Yo, que fui secuestrada y exdesaparecida, nunca hubiera aceptado un cargo que significara limitar la libertad de expresión de ninguna o ningún colega. Llevo 35 años de periodista y muchas de mis investigaciones periodísticas no se podrían haber realizado en un contexto de censura», enfatizó. 

Lewin recordó que Nodio «está en línea con las recomendaciones de Naciones Unidas y de los organismos internacionales de defensa de la libertad de expresión».  

Y pidió a los diputados que «revisen las páginas de la Defensoría del Público y vean si los informes que hacemos sobre los noticieros en algún momento estigmatizaron o señalaron a algún colega que, a sabiendas o no, haya publicado información falsa. Son insumos académicos». 

Lewin respondió de esta manera a la diputada radical Karina Banfi, quien pidió disolver el Nodio diciendo que «es una muy mala idea». La legisladora opositora afirmó que «deben dar marcha atrás con esa idea, no tiene ningún sentido y nos va a traer muchos dolores de cabeza. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *