La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) recortó en 200.000 toneladas la estimación de producción de soja en la zona agrícola núcleo hasta los 17,8 millones de toneladas debido a la caída en el rendimiento de la oleaginosa de segunda.

De esta manera, la región comprendida entre el norte bonaerense y centro sur de Córdoba y Santa Fe aportará el 35% de las 50,5 millones de toneladas previstas a nivel nacional para la presente campaña.

Esta nueva baja en la previsión de cosecha se debió a la caída del rendimiento promedio de la región a medida que se avanza sobre los lotes tardíos.

«La volatilidad climática volvió a expresarse con crudeza (sequía entre febrero y marzo), golpeó de lleno a la soja y explica porque cada vez hay más preocupación por el clima a la hora de encarar una nueva siembra. Con el fuerte avance (de la cosecha) siguen revelándose los daños, sobre todo en soja de segunda», explicó la entidad.

Así, el rendimiento promedio de esa tanda con 600.000 hectáreas cosechadas durante la semana se ubicó en 27 quintales por hectárea (qq/ha) , un quintal menos que hace una semana, mientras que si se toma en cuenta la cosecha de soja de primera, que ya cubrió el 80% el rinde promedio se ubicó en 40,6 qq/ha.

«La variabilidad de rindes es enorme: hay lotes con 4 qq/ha, como en Cañada Rosquín, y otros con 50 quintales en Carlos Pellegrini, siendo que ambas localidades están a solo 20 kilómetros de distancia», destacó la BCR.